Hay que tropezar para aprender a levantarse…

1 marzo 2009 at 03:47 Deja un comentario

Constructor tux

El otro día me compré el libro conmemorativo de los 50 años de existencia del CERN, una versión en español que encontré. Resulta que leyéndolo descubrí que cuando el anterior acelerador, el LEP, que estaba antes en el mismo tunel que el LHC, también hubo fallos.

En esa ocación se descubrió que las bobinas de los 280 imanes, de las cuales 100 ya estaban instaladas, tenían cortocircuitos. La imagen del proyecto quedó dañada, pero todo se solucionó cuando se puso en funcionamiento y comenzaron. Lo mismo pasará con el LHC. Yo creo que es casi imposible que en una máquina de precisión de 27 kilómetos no aparezca un fallo. En este caso es verdad que fue un accidente más que un fallo, pero da igual,lo repararemos y arrancará sin problemas. Seguro!! 🙂

Anuncios

Entry filed under: CERN.

Factura de luz del LHC Curiosidades del CMS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Acerca de…

Blog de un Ingeniero Informático asturiano en el extranjero, perdon!, de una leyenda urbana; sobre sus aventuras y desventuras en el CERN y en Suiza en general

Estadísticas

  • 178,294 Visitas

Haz click para subscribirte y recibir todas las novedades por correo electronico

Únete a otros 10 seguidores

Tiras comicas

Tira Ecol
Legion del espacio

Contacto

Si necesitas ponerte en contacto conmigo puedes enviarme un correo al usuario raacat a gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: